Opinión

La marcha del odio

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

La marcha del odio fue un conjuro opositor contra la Reforma Electoral propuesta por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, la cual se realizó este domingo con el número cabalístico 13N en la CDMEX a lo que ya no podrán tener prerrogativas los partidos y concesiones el rector electoral, INE.

Con aspecto -y prospecto- antagónico los líderes de oposición estuvieron al frente del multitudinario contingente porque les corroe en el alma el odio hacia AMLO y para tratar de reimplantar el continuismo del INE para mantener el millonario negocio para su manutención política.

El antagonismo demostrado con la marcha del conjuro “El INE no se toca” y “No a la Reforma Electoral” es un caso típico de una marcha con millonario gasto del conservadurismo contra la propuesta presidencial que no deja ninguna utilidad a la nación mexicana y porque ya no podrán oxigenan al poder establecido en el pasado y todo se pondría peor con la recapitulación de la Reforma Electoral con la que la democracia saldrá menos costosa que en el pasado. -Por eso la arenga incisiva de los opositores-.

Con la reforma a la ley electoral ya no habrá dispendio si no que, ahora, sería con otro tipo de conductores -y conducir es-, ya no habrá financiamiento para los partidos políticos .si no hay elecciones en los lugares de origen. y sin el millonario gasto de mantener 200 diputaciones y 32 senadurías, plurinominales, -entre otros puntos a reformar-. 

La oposición convocó a la marcha del odio y venganza y se declara como un triunfo de la “democracia” con los llamados acarreados -unos por temor y otros por avidez de venganza les siguieron el paso a los agoreros de la oposición que arengó a la multitud con una lana -por adela- y en el punto de llegada- lana necesaria para los que, aun a disgusto, se integraron a la marcha del odio por necesidad.

El tema principal para convivir en una democracia funcional pero absurdo en una simulación sometida por una oposición ávida de permanecer con las prerrogativas que se les otorga mes a mes, año con año el INE, aunque no haya procesos electorales y que, además, los de oposición carecen de sensibilidad en la que los electores son víctimas de promesas vanas e incumplidas y cuando llegan al cargo se olvidan de ellos -que ni los conocen- dicen.

México necesita cambios radicales en la política. Necesita abrir una etapa histórica sin el tóxico despotismo que daña a la democracia de grupos antagónicos, a ultranza, en complicidad entre unos y otros y, desde luego, que la Reforma Electoral propuesta por el presidente AMLO es abatir el alto costo de la democracia más cara del mundo con el INE y los partidos políticos, actuales.

Si bien se ve en los videos, con prístina claridad, que fue una multitudinaria marcha con cifras cruzadas de 60 a 80 mil marchistas aún con la suma de las ciudades de varios estados en donde también se realizó “La marcha del odio” no arrojan juntos ni el uno por ciento de los 35 millones de mexicanos que votaron a favor de AMLO para presidente de México. En Quintana Roo se realizaron pírricas marchas del odio en Cancún y Playa del Carmen.

El ex presidente consejero del otrora IFE, José Woldenberg, fue el orador estrella del contingente opositor y, también, se hizo notar el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, el primero “durmió” a los marchistas arremolinados en el Monumento a la Revolución con extenso discurso y, ahí mismo, “Alito” Moreno, muy ufano por el “éxito” de la marcha del odio al robar cámara para arengar a los marchistas fue abucheado y mejor dio vuelta para emprender la graciosa huida de estar enfrente de la gente del contingente opositor.

El jefe del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo su idea de que se necesita una Reforma Electoral para hacer más barata la democracia en el país.

“Yo sostengo que hace falta la Reforma Electoral porque se gasta mucho en la organización de las elecciones 20 mil millones de pesos México es el país donde cuesta más hacer elecciones de todo el mundo”, aseguró.

El titular del Ejecutivo federal aseguró que la manifestación fue un “striptease político del conservadurismo” porque mostraron realmente quiénes son. López Obrador también hizo menos a la marcha que se realizó en la Ciudad de México al afirmar que “no participó mucha gente”. “No, no, no, les falta más (gente), para tener una idea, yo calculo que por eso no vinieron al Zócalo, no hubiesen llenado ni la mitad del Zócalo”, afirmó.

La marcha y la cantidad de participantes desató un cruce de cifras, pues mientras el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, indicó que fueron entre 10 mil o 12 mil personas, mientras los organizadores de la marcha opositora indicaron que fueron más de 200 mil.

La gente de la CDMEX es anti morenista, la mayoría de las alcaldías de la CDMX -delegaciones del otrora DF- están regidas por la oposición, por ello la multitudinaria marcha opositora contra la Reforma Electoral de AMLO.

*El Quijote dijo le a su fiel escudero: -Cabalguemos amigo Sancho Panza para llegar a San Lázaro a ver que los excelsos diputados voten a favor o en contra de la Reforma Electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, si es que no se espantaron con la marcha del odio: “Salvemos al INE”, -con una arenga dicha por el principal orador de los opositores-.

En el Vitral de la Bola de Cristal

*Mara Lezama y el secretario de Marina acordaron acciones de tecnología e inteligencia para juntos trabajar en la construcción de la paz social en Quintana Roo.

La gobernadora Mara Lezama Espinosa se reunió con el secretario de Marina, Almirante José Rafael Ojeda Durán, con quien acordó que en fechas próximas arribarán a Quintana Roo por lo menos 200 infantes de Marina, quienes se sumarán a los trabajos de inteligencia y seguridad a favor de la ciudadanía.

Siguiendo con los lineamientos del Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo, la Gobernadora y el secretario de Marina coincidieron en trabajar en la construcción de la paz para las y los ciudadanos quintanarroenses y visitantes.

“La estrategia de seguridad de este gobierno será en dos vertientes: a través del reforzamiento de la tecnología y trabajado en atender los orígenes de las violencias”, añadió la Gobernadora.

El secretario de Seguridad Pública en Quintana Roo, Contralmirante Rubén Oyarvide Pedrero, destacó el esfuerzo y las gestiones de la gobernadora Mara Lezama para alcanzar importantes acuerdos en la Secretaría de Marina.

Junto con los 200 infantes que se sumarán a los elementos federales y estatales, también se activará un equipo de Operaciones Especiales y la Marina brindará todo el apoyo con tecnología e inteligencia.

Escribe una opinión

2 × 3 =