Ad
Ad
Ad
En la Red

Chetumal no será “zona libre” como en el pasado

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Chetumal, 1 de julio
Anwar Moguel

El ex delegado de la Secretaría de Economía en el estado, Luis García Silva, calificó como un error el creer que la promesa del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, de instaurar una “zona libre” en Chetumal en el año 2020 regrese la prosperidad comercial que en el pasado tuvo esta ciudad fronteriza, ya que el plan del gobierno federal corresponde solo a una serie de estímulos fiscales como el IVA e ISR, los cuales no necesariamente beneficiarán al consumidor final.

Indicó que la manera de expresarse del presidente Obrador en los eventos que ha encabezado, tanto en campaña como recientemente en su gira de trabajo en los municipios de la zona norte del estado, han generado desinformación o una mala interpretación de los proyectos que podría impulsar el gobierno federal en el 2020 para Quintana Roo, pues no se ha hablado de estímulos fiscales para la importación y exportación de productos.

“La propuesta es beneficiosa, pero no es lo que la gente está pensando o lo que se está percibiendo que puede llegar a ser, todo esto nace desde utilizar el término de “Zona Libre” para un decreto de estímulos fiscales; el presidente tiene un estilo muy coloquial a veces de comunicarse, pero no es lo que muchos se puedan imaginar”, comentó. 

Mencionó que lo que se estaría aprobando para el próximo ejercicio fiscal serían estímulos fiscales como la disminución de las tasas del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8% y del Impuesto sobre la Renta (ISR) al 20 por ciento para ciertas empresas, a las cuales el consumidor podrá  exigir se le cobre en los establecimientos estos porcentajes de impuestos siempre y cuando estos comercios estén inscritos al padrón del decreto.

Reconoció que esta medida podría ayudar en algo a la economía del sur del estado, aunque al mismo tiempo aclaró que estos estímulos no aplican para personas físicas, bancos, aseguradoras, prestadores de servicios profesionales y personas físicas en el régimen de incorporación fiscal (RIF), además de que la devolución del porcentaje de IVA del 8 por ciento podría tardar de seis meses hasta un año para que el SAT realice la transferencia al beneficiario.

Escribe una opinión

eight + 7 =