Ad
Ad
Ad
En la Red

Agonizan los negocios en Chetumal por el Coronavirus

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Chetumal, 26 de marzo
Anwar Moguel

“Esto no es un huracán, un huracán son dos o tres días y volvemos a la realidad, para en dos o tres semanas salir adelante, esto es algo peor, si no se compone en los próximos días esto se va a poner muy grave”, expresó el presidente de la Unión de Propietarios, Restaurantes, Bares y Similares (Uprobars) en la capital del estado, Joaquín Noh Mayo, quien aseguró que hasta el momento ninguno de los casi cinco mil trabajadores que dependen de esta actividad ha sido despedido, pero aclaró que seguir operando en números rojos a lo mucho se podría aguantar entre una semana a 10 días.

El conocido empresario chetumaleño indicó que los 220 negocios afiliados a la unión que encabeza brindan empleo a cuatro mil 770 personas, con quienes han llegado a acuerdos para que sigan conservando sus empleos a pesar de no estar laborando de forma total o parcial por la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19.

“Muchos negocios han cerrado sus puertas, los únicos que están abiertos son restaurantes que prestan servicio a domicilio y minisúpers.  Cantinas, bares, botaneros o cualquier otro centro de diversión están cerrados, es una pérdida del 100 por ciento porque están vigentes pero no tienen ningún ingreso”, abundó.

Consideró acertada la medida de no cerrar totalmente los minisúpers ya que ocasionaría el incremento del clandestinaje en la venta de alcohol, pero hizo un llamado a las empresas e instituciones como CFE, TELMEX, IMSS, Infonavit, bancos, entre otras, a que otorguen facilidades de pago para poder sostener los gastos de operación y  el pago del personal 

“Necesitamos el apoyo de los tres niveles de gobierno, que se pospongan los pagos, si lo pagamos ¿con qué comemos?, ¿cómo vamos a pagar la plantilla laboral?”, necesitamos el apoyo del gobierno federal, estatal y municipal y la solidaridad del arrendador, de la CFE, bancos, prestamistas y todos los proveedores de servicios de los negocios”, dijo.

Noh Mayo señaló que actualmente la ciudad de Chetumal se ha convertido en un pueblo fantasma, ya que debido a esta pandemia prácticamente todo está cerrado y más por las noches, situación que, insistió, podrá ser sostenida de siete a 10 días máximo, además que muchos negocios al reabrir y no mejorar la economía de la ciudad estarían cerrando sus puertas en poco tiempo. 

Escribe una opinión

3 × five =