Ad
Ad
Ad
Opinión

La oralidad mercantil en línea, una realidad en el Caribe Mexicano

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Carlos Vargas Rivera | Opinión
Forojuridico.mx

En los últimos años, diversos Poderes Judiciales Estatales y, por supuesto, el Poder Judicial de la Federación han realizado esfuerzos significativos en materia de uso de las tecnologías de la información y comunicaciones para acercar sus servicios hacia la ciudadanía. Por supuesto, algunos casos son más conocidos que otros por su cercanía hacia el centro del país, pero existe un caso en el Caribe Mexicano que el día 16 de junio de 2020, inicia una nueva historia en la impartición de justicia en materia de oralidad mercantil.

El Poder Judicial del Estado de Quintana Roo, a través del “Acuerdo General Conjunto 2/2020 del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, por el que se Implementan las Tecnologías de la Información en las Tramitación de Asuntos que Conozcan los Órganos Jurisdiccionales del Poder Judicial del Estado de Quintana Roo, a través del Uso del Expediente Electrónico”, del “Acuerdo General Conjunto 3/2020 del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, por el que se emite la Declaratoria de Inicio de Operaciones del Portal Transaccional en los Juzgados Orales Mercantiles del Distrito Judicial de Cancún” y del “Acuerdo General Conjunto 5/2020 del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, por el que se reforma el Régimen Transitorio de los Lineamientos para la Reactivación Progresiva de la Atención al Público en el Poder Judicial del Estado, Aprobados mediante Similar de Número 4/2020”; habilitó la liga: tribunalvirtual.tsjqroo.gob.mx, por medio de la cual, se podrán interponer demandas de Juicio Oral Mercantil y de Juicio Ejecutivo Mercantil Oral, desde nuestra casa u oficina, así como presentar cualquier promoción que se encuentre relacionada con dichas controversias. La entrada en operación de la plataforma se dará para los asuntos que se encuentren dentro de la competencia del Juzgado Oral Mercantil del Distrito Judicial de Cancún.

Por supuesto, la presentación de las demandas y promociones no sería posible sin el uso de un instrumento 100% confiable y que permite autenticar la personalidad de quien promueve, es decir la e.firma, también conocida como FIEL. Para realizar el ingreso al sistema, así como el signado de los documentos a presentar, se requiere del uso de la e.firma que, junto con la FIREL, son las herramientas más confiables en cuanto a firmas electrónicas avanzadas se refieren.

El esfuerzo que implica la puesta en marcha de una plataforma transaccional que cuente con plenos estándares en materia de seguridad jurídica e informática es un trabajo que necesita de una visión amplia sobre los beneficios que puede traer el uso estratégico de las tecnologías de la información y comunicaciones y, por supuesto, requiere de la voluntad de todos los actores involucrados, para que dichos trabajos se puedan ver capitalizados en el sistema que este lunes se pone en marcha.

Es así, que tanto los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia y los Consejeros de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Quintana Roo, así como los Jueces y demás personal administrativo de dicho órgano han colaborado para dar un impulso en el mejoramiento de los servicios que se otorgan en la institución. Su visión sobre la impartición de una justicia pronta, expedita, basada en los Derechos Humanos y sustentada en estándares y mejores prácticas internacionales debe ser una lección para todos los Poderes Judiciales locales y para los abogados litigantes, para que volteemos hacia el Caribe Mexicano y podamos aprender que la tecnología y el derecho no están peleados. Por el contrario, han creado una sinergia que verá cristalizados sus frutos en el corto plazo y que debe sentar un precedente para que no solo en la materia de oralidad mercantil, sino que otras materias, llámese civil, laboral, familiar, etc., se abra la posibilidad de interponer demandas sin necesidad de acudir a los juzgados.

Al igual, a partir de hoy surge una nueva responsabilidad para el legislador, pues los tiempos actuales nos han hecho ver que algunos preceptos en cuanto a la parte procesal se refiere, resultan obsoletos; requiriéndose la inserción del uso de las tecnologías de la información y comunicaciones dentro de los procesos jurisdiccionales. Lo anterior, implicará que por una situación de fuerza mayor como la pandemia que estamos viviendo, no se vea paralizada la maquinaria judicial.

México debe transitar del papel al documento y al expediente digital, del bolígrafo a la firma electrónica avanzada, ¿Ustedes están listos?

Escribe una opinión

13 − 12 =