Opinión

La 4T debe aterrizar en Morena

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal

No es la primera vez que a la 4T -lo que sea que estas ya famosas siglas signifiquen- le sacan sus trapitos al sol. Esta vez fue el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Manuel Toledo, quien puso el dedo en la llaga al filtrarse un audio sumamente crítico contra el gobierno federal al que él pertenece. De allí la relevancia de sus palabras.

El funcionario no dijo ni una sola mentira: apuntó que la llamada “cuarta transformación” en realidad no existe, al menos no como un conjunto claro de objetivos y metas de gobierno; resaltó las enormes contradicciones del ejercicio gubernamental de la administración de Andrés Manuel López Obrador, y advirtió de las “luchas de poder” que están derrumbando el proyecto gubernamental y a su brazo partidista, Morena.

Toledo no tuvo tacto en sus palabras; deslizó intereses para hacer negocios en el agro sin importar pisotear el medio ambiente y una insensibilidad de varios funcionarios y hasta del propio presidente hacia el tema del cuidado ambiental.

Por supuesto, seguramente estas ácidas críticas las hizo en una reunión en confianza, no con la intención de que se hicieran públicas, pero sus observaciones se suman a la de otros funcionarios, ex funcionarios e ideólogos de la 4T que han empezado a replegarse por la insostenibilidad de las incongruencias.

Paradójicamente, son estas voces las que pueden salvar el proyecto político y partidista de Morena, que tan joven y tan empoderado, empieza a hacer agua por la falta de autocrítica.

Los guindas de López Obrador enfrentarán su primera dura prueba en 2021, en la jornada electoral más grande que se haya realizado en el país donde estarán en juego 15 gubernaturas, infinidad de presidencias municipales, y el control de la Cámara de Diputados, cosa nada menor.

Y están arribando a esta elección llenos de soberbia pero con poca sustancia. El partido está fracturado en una decena de tribus, mayores y menores, con liderazgos que actúan como caciques, protegiendo sus parcelas y sus intereses políticos y económicos.

Vamos, ni siquiera se puede distinguir en Morena una ideología política clara. Se dicen de izquierda, pero son tan conservadores como la derecha; discursan con el marxismo pero actúan como acérrimos capitalistas; mezclan la doctrina juarista con el pensamiento clerical y juegan con los matices.

Y así, difícilmente podrán subsistir y concretar una transformación política y social real. La 4T necesita aterrizar, necesita limpiar su casa, afinar su ideología y que ésta permee en el partido, al que le urge retornar a sus raíces y volver a sus bases para recuperar la credibilidad entre los ciudadanos decepcionados, que no son pocos.

Escribe una opinión

nine + twenty =