Opinión

Escándalo del INDEP salpica a senadores de Q Roo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Tiro Libre | Anwar Moguel
Novedades Quintana Roo

Una nueva renuncia de ooootro alto funcionario federal de la 4T se convirtió en una bomba política y mediática para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, detonando en una zona vulnerable, en el corazón mismo de uno de los institutos creados como símbolo del combate a la corrupción que tanto pregona el mandatario: el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP).

La prematura salida del abogado Jaime Cárdenas Gracia, quien no tardó ni cuatro meses al frente del INDEP, se debió –como él mismo dejó claro en una muy rasposa carta de renuncia– al cochinero que prevalece en esa dependencia que nació en este gobierno, denunciando una hedionda corrupción en la realización de subastas y robos en despoblado. Sí, los mismos funcionarios del instituto se robaban lo robado.

Cárdenas Gracia, obradorista de muchos años, tiró la toalla diciéndole al presidente que el cofre del tesoro del INDEP no es inagotable, evidenciando que para el gobierno federal el instituto se manejó como “caja chica” para gastos de todo tipo. Hasta para comprar cachitos para la rifa del avión.

El tamaño del escándalo provocó que el tema llegara hasta el Senado, donde los legisladores de oposición agarraron el asunto de volea y metieron una propuesta urgente para crear una comisión con el propósito de investigar a fondo el tamaño de la corrupción en el INDEP, poniendo en un brete a la bancada de Morena y por ende, a los dos senadores guindas de Quintana Roo: Marybel Villegas Canché y José Luis Pech Várguez.

La jugada opositora fue inteligente, ya que la bandera partidista de Morena en el discurso siempre ha sido el “combate a la corrupción”, por lo que negarse a instalar la comisión justo para investigar un asunto de esta materia exhibiría la incongruencia de los morenos. Por otro lado, aceptar la propuesta, sería también aceptar la podredumbre dentro de la “incorruptible” 4T.

El que nada debe, nada teme, reza un popular refrán mexicano. Pero el bloque de senadores de Morena cerró filas y mayoritearon la negativa a la creación de esta comisión. Nótese la incongruencia: los senadores del partido que juró acabar con la corrupción, no quiso investigar un asunto tan evidente y tan apestoso destapado por un funcionario militante de su mismo partido.

Y en esa incongruencia quedaron inmersos José Luis Pech y Marybel Villegas, quienes como buenos soldados, optaron por obedecer la línea partidista en lugar de respetar a los ciudadanos y pedir que se investigue el robo de lo robado en el INDEP.

Mal mensaje para los quintanarroenses, ya que ambos políticos buscan ser alcaldes en 2021 y candidatos a la gubernatura en 2022. 

El rebote

“Mi lealtad no era ciega”, dijo Jaime Cárdenas respecto a su renuncia. ¡Sopas!

Escribe una opinión

twenty − 16 =