Ad
Ad
Ad
Opinión

El reinado de Reyna en el Congreso

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Tiro Libre

Anwar Moguel
(Novedades Chetumal)

Aunque la diputada coordinadora de Morena, Reyna Durán Ovando, fue oficialmente nombrada presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) el pasado mes de diciembre, su era como lideresa del Congreso local arrancó formalmente esta semana en la que realizó los primeros cambios en su equipo de trabajo para enfrentar los retos de los próximos ocho meses, que se prevé serán muy intensos en la turbulenta XVI Legislatura.

El desafío no será fácil para la segunda mujer que comanda el Congreso en la historia de nuestra joven entidad, pues tiene ante sí la enorme responsabilidad de hacer caminar los acuerdos y en particular la agenda de Morena en una Legislatura plural, en la que el choque de intereses tribales y personales han empantanado, hasta ahora, el trabajo legislativo, dinamitando en poco tiempo la imagen de los nuevos diputados.

Pero Reyna Durán no se amilana ante las dificultades -ya demostró que tiene el carácter y el valor para enfrentar la adversidad en los meses pasados- y ha puesto de inmediato manos a la obra para fortalecerse en la posición haciendo valer sus facultades legales para realizar cambios, enroques y nombramientos en puestos clave del Poder Legislativo, con las necesarias negociaciones tanto con aliados como opositores.

Los cambios en la coordinación de Comunicación Social, en la dirección general administrativa y en la subdirección administrativa ya ejecutados pero que aún deberán ser ratificados por la Jugocopo, son solo el principio de un ajuste de mayor calado que podría incluir más de una veintena de puestos directivos, fundamentales para el control administrativo y económico del Congreso.

La diferencia es que Reyna está cuidando no cometer los mismos errores que su antecesor, Edgar Gasca Arceo, quien no pudo mantenerse ni en la coordinación de su bancada ni en la junta por anteponer las ambiciones de su grupo político.

Como morenista de cepa, sin pasado en otros partidos políticos, Durán Ovando tiene a favor el fuerte respaldo de más de la mitad de su bancada, de importantes activos políticos de Morena a nivel estatal y de la actual dirigente nacional de su partido, Yeidckol Polevnsky Gurwitz; mas también ha sabido ganarse la confianza de otros diputados y diputadas de partidos opositores que le permiten encarar su novel liderazgo con viento a favor, al menos en el punto de partida.
Ya veremos si su reinado, tiene buen destino.

Escribe una opinión

one + 4 =