La grilla cotidiana

Campo Minado: El MAS va por más

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Campo Minado | Columna Colectiva

CAMPAÑA DE MENTIRAS Y SIMULACIONES DE LYNN FERNÁNDEZ

 Joaquín Quiroz Cervantes

Cuando lo que sobra es hambre de poder, la justificación para alcanzarlo no existe, y el aplicar máximas como el fin justifica los medios y al precio que sea llegaré, es la filosofía que utiliza la aspirante a gobernadora de la alianza PAN-PRD Laura Lynn Fernández Piña, quien exhibe su desesperación por pintar en los próximos comicios, utilizando lo que sea para según ella avanzar.

Fernández Piña, quien tuvo la oportunidad de su vida en el novel municipio de Puerto Morelos de dotarlo de servicios, instituciones e infraestructura, lo único que hizo fue saquearlo, endeudarlo y rapiñarlo, llenarlo de violencia y dejar que se robara la tranquilidad de los otrora pacíficos moradores del lugar.

Sí en un pequeño sitio como Puerto Morelos Lynn Fernández hizo destrozo y medio, ni imaginarse lo que sería tener a alguien como ella enferma de poder, sin escrúpulos ni decencia política se apoderara de la máxima magistratura quintanarroense.

Hoy realiza una fallida campaña, erróneamente planeada en la que se ve la falta de profesionalismo y tal vez por quererse ahorrar unos pesos, esté siguiendo técnicas y consejos de personajes ignorantes en manejo de imagen política, con una frase chafa como decir va en serio, y con utilizar la paleta de colores amarillo y azul de la conocida tienda Coppel, los manejadores de Lynn Fernández la están haciendo rayar en lo absurdo.

En su vida la afamada política se le había visto montando un caballo ahora le salió lo agrarista y sentirse amazona, aunque sea para la foto se le ve en lo que nunca, atendiendo a la gente y sensible, ella en sus mensajes señala es política y conoce de ello por tener el oficio, lo cual es una falacia ya que cuando se medía con los políticos y políticas de a de veras hasta campañas perdía.

En foro en el que se presenta Lynn Fernández gusta de arremeter contra Mara Lezama, contra Jorge Emilio González, cuando hace apenas unos meses en su campaña para diputada federal, los reconocía como grandes políticos y personajes a los que había mucho que aprenderles, hoy en sus mensajes habla mal de ellos, una incongruencia total.

Y bueno queriendo utilizar a los despojos de su padrino Félix González Canto y con estos hacer campaña, hablando pestes del verde, Lynn Fernández sin pies ni cabeza en sus actuaciones, llama en demasía la atención que en sus publicaciones en redes sociales.

Solo la alaban ex empleados suyos como sus secretarios particulares Zasil Rosado y Luis Pablo Pérez, su ex vocero Julio Silva quien por cierto es investigado por hechos de presunta corrupción con carpetas abiertas, y fuera de esos “aliados” es vapuleada por los demás internautas que no le creen nada.

Con una campaña dotada de simuladores disfrazados de operadores, que son despojos de la política, pareciera que hizo una convocatoria para perdedores de campañas y candidaturas para sumarlos a su equipo, mal empieza y sin duda mal terminará esta campaña Lynn Fernández quien por malos manejos monetarios pudiera enfrentar severas investigaciones en días próximos.

MINAS EXPLOSIVAS.

Y bueno en días siguientes mis cinco lectores explosivos les contaremos la historia de una dama que estaba trabajando en una dependencia manejando dineros, de ahí brinco a otra dependencia a otra encomienda eso sin renunciar para que fuera liquidada con suma millonaria obvio a costa del bolsillo de los quintanarroenses.

PRIISTAS RESENTIDOS CON MARA LEZAMA SE CONCENTRAN CON LAURA FERNÁNDEZ

Por Javier Chávez Ataxca

A partir de la gran guerra de 2016 por la gubernatura el PRI maniobró en plan suicida para desintegrarse, desalojando su posición hegemónica para ser un pordiosero y hasta arrimado ocasional en la coalición conservada por PAN y PRD. Gracias a los arrebatos de su gobernador Roberto Borge anticipó seis años su salida de Palacio de Gobierno, porque la oposición no era entonces una amenaza.

Las figuras que han sobresalido del Tricolor emigraron a otras fuerzas políticas, donde han destacado incluso como candidatos y líderes. Otros permanecen agazapados rumiando las decisiones entreguistas de sus dirigentes y algunos —como la destacada exalcaldesa capitalina Cora Amalia Castilla Madrid— aguantan está desgracia con la perseverancia de quienes sí tienen los colores del partido en las entrañas, soportando baldes de antidemocracia lodosa.

El PRI participa en el choque por el trono celestial dispuesto a dividir la votación para despejarle el camino a Mara Lezama. Así lo decidió su dirigente nacional, “Alito” Moreno Cárdenas, quien ofrendó los buenos oficios de su partido al “Niño Verde” Jorge Emilio González. La candidata priista Leslie Hendricks Rubio no es ajena a esta maniobra de subordinación pestilente.

Pero el territorio desalojado por los priistas lo están aprovechando quienes sí compiten en serio y aquí sobresale Laura Fernández Piña, inminente candidata del PAN y PRD.

Laura ha aceptado y convocado a los priistas que apostaron inicialmente por Mara Lezama, quien los trató con desdén porque el tóxico “Niño Verde” se siente el verdadero candidato y le ha ahuyentado a su candidata a las figuras que se han sumado a Laura con una temible carga de resentimiento y antojo de revancha, como la que acumula Laura Fernández contra el “Niño Verde”.

EL MAS VA POR MÁS

Por Anwar Moguel

Con el registro del holboxeño Nivardo Mena Villanueva como virtual candidato a la gubernatura del MAS, la lista de contendientes para la batalla del próximo 5 de junio ya está cerrada y parece inamovible, aunque nadie podrá ostentarse como candidata o candidato hasta después del 22 de febrero, cuando el IEQROO les entregue el papel que así lo certifique.

El arribo de Nivardo Mena al partido de Cecilia Loria Marín causó ruido, ya que fue el MAS quien derrotó al ex alcalde de Lázaro Cárdenas en su propio terruño, resultado que pocos esperaban.

Pero como en la política los enemigos – y los amigos- no son eternos, en una intensa negociación Mena Villanueva consiguió su propósito de estar en la boleta como candidato, mientras que la hábil política chetumaleña que preside el partido con mano de hierro es la que gana más, pues se asegura al menos dos diputaciones y los números para mantener el registro.

Con datos duros en la mano, Cecilia Loria tiene seguro el triunfo en el distrito 01 con cabecera en Lázaro Cárdenas, demarcación donde Nivardo tiene su cuota de gente y el alcalde Emir Bellos la suya. Jugando en equipo, es imposible que el MAS pierda esa diputación de mayoría.

Por otra parte, la estructura que ha construido a lo largo de años su virtual candidato a gobernador le garantiza el número de votos para saltar sin problema el porcentaje requerido para mantener el registro, y de paso, la oportunidad de tener un diputado plurinominal.

Eso, en los cálculos más conservadores. Aunque el MAS no se conforma y quiere hacer la hazaña de ganar al menos dos distritos en las urnas.

PALAZUELOS Y SUS DECLARACIONES INCENDIARIAS

Por Sandra Romero

Las amenazas que lanzó Roberto Palazuelos contra todo aquel que le ha criticado pararon de pestaña a más de uno al interior del partido Movimiento Ciudadano, además que mostró el carácter del precandidato a la gubernatura por ese partido.

Fueron tantas las alarmas que se prendieron en el primer círculo del actor que quiere gobernar Quintana Roo, que el mismo precandidato tuvo que redactar una explicación y disculpa por lo dicho en una entrevista en el centro del país.

Sin embargo, lo que aquí vemos es el verdadero carácter del empresario y actor, quien ha aclarado en muchas entrevistas que no es político, si no un abogado que ahora quiere la gubernatura, lo cual explica cabalmente su reacción a una serie de críticas en la entidad.

Palazuelos es de ese tipo de personaje totalmente distintos a los políticos tradicionales que participan en los procesos electorales, es de aquellos que no se manejan con un guion, o al menos así lo está demostrando.

Ese exceso de personalidad es lo que han visto en el partido Movimiento Ciudadano donde ya sacan cuentas sobre el número de diputaciones que podrían ganar bajo el efecto Palazuelos.

Pero en política todo puede pasar y lo que hoy aman los votantes, mañana podría ser aquello que genere miedo o repudio entre el electorado. Hasta la próxima.

Escribe una opinión

fourteen − 6 =