Principales

El “portazo” de Reyna Durán a Morena

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Quintana Roo

De manera sorpresiva, la diputada local y ex presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en el Congreso del Estado, Reyna Durán Ovando, abandonó la bancada de Morena con un ruidoso portazo, pues en el comunicado que su equipo de comunicación envió evidenció un agudo disgusto con las acciones y decisiones del partido en Quintana Roo.

Fiel a su estilo frontal y combativo, la legisladora cancunense lanzó en su mensaje una dura crítica a Morena al informar los motivos de su decisión.

“Me separo de la bancada de Morena porque no puedo mantener una postura pasiva ante las cosas que están pasando con las que no estoy de acuerdo, pues lo que hemos señalado durante muchos años ahora se han convertido en señalamientos hacia muchos personajes que fueron invitados y que hoy no nos representan. Hoy en MORENA se violentan nuestros estatutos ante la vista de todos y nadie dice nada, decimos que estamos en contra del nepotismo, y al mismo tiempo vemos actos de nepotismo descarado; decimos que no somos iguales que los de antes, y hay quienes actúan peor, aun cuando aseguran que son parte de la transformación de la vida pública del país”, sentenció en la parte medular del texto.

Y añadió: “no puedo avalar todo aquello que hoy simplemente no representa por lo que tanto luchamos, hoy me atrevería a decir que la mafia del poder entró en el momento en que la puerta fue abierta a cualquier persona aun sin tener ética o principios”.

El tremendo portazo de despedida causó ruido en el indómito mundillo de las redes sociales, donde simpatizantes de la diputada se solidarizaron con ella, pero muchos otros militantes la criticaron y hasta celebraron su partida.

Pero más allá del ruido mediático, el hecho es que lo que denuncia en su misiva del adiós Reyna Durán es inobjetable: Morena, como partido, ha quedado a deber, tanto a la ciudadanía como a sus bases.

¿O acaso miente la joven política cuando habla de las contradicciones internas que se dan en la 4T caribeña? ¿Es falso que el nepotismo cunde en las filas de los morenos y sus aliados? ¿No es verdad que se han incrustado en el partido personajes nefastos provenientes de la “mafia del poder” que vieron en Morena la posibilidad de seguirse enriqueciendo al amparo del poder? ¿Han sido las bases de Morena, los fundadores, los que creyeron en el proyecto de AMLO desde un inicio, tomados en cuenta para las candidaturas o posiciones en el Cabildo?

La inconformidad de Reyna coincide con la de un amplio sector de la militancia guinda que se ha sentido pisoteada, despreciada, discriminada por quienes toman las decisiones, algunos de ellos, ni siquiera están afiliados al partido.

Así que más allá de que se simpatice o no con Reyna Durán como persona y como política, su salida SI puso el dedo en la llaga de un cáncer que corroe al partido que, si no es extirpado a tiempo, puede llevar a su prematura extinción.

Escribe una opinión

1 × four =