Ad
Ad
Ad
La grilla cotidiana

Se acabó la magia… y el presupuesto

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Tiro Libre | Anwar Moguel
SIPSE

Un mal sabor de boca dejó la presentación del proyecto presupuestal del gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador a los habitantes y empresarios de Bacalar, Tulum e Isla Mujeres, los tres “Pueblos Mágicos” de Quintana Roo que se enteraron que, por decisión de las alturas, la magia se acabó al cerrarse de tajo ese programa, que al menos a nivel local fue todo un éxito.

Sin decir agua va, el gobierno Lopezobradorista extinguió el programa creado en 2009 por el panista Felipe Calderón Hinojosa y que se mantuvo vigente y creciendo durante el sexenio del priista Enrique Peña Nieto.

La decisión causa extrañeza, ya que los números muestran que los Pueblos Mágicos, en su mayoría, tuvieron un despunte turístico y una mejora notable en infraestructura y servicios con inversión de los tres órdenes de gobierno.

En Quintana Roo, por ejemplo, según el más reciente reporte de la Secretaría de Turismo estatal presentado en la pasada “Feria Nacional de Pueblos Mágicos”, Bacalar, Tulum e Isla Mujeres recibieron durante el último año 2 millones 800 mil visitantes, con una ocupación hotelera promedio del 65 por ciento.

La alta afluencia de turistas dejó una derrama total, en tan solo el 2018, superior a mil millones de dólares, que son más de 20 mil millones de pesos mexicanos.

En contraste, la inversión federal en los pueblos mágicos de nuestra entidad ha sido realmente mínima, pues en 2017 y 2018 los recursos destinados para los tres destinos no llegaron ni a los 15 millones de pesos.

Ese presupuesto tan menor como parece, era complementado con recursos estatales y municipales que inyectaban los gobiernos locales para poder bajar el dinero federal, por lo que al morir el programa el impacto presupuestal es mucho mayor a lo que se ve.

Hasta el momento el actual titular de la Sectur, Miguel Torruco Marqués -a quien por cierto se le sigue esperando en Chetumal, a ver cuando-, no ha informado si el programa Pueblos Mágicos será sustituido con otro similar o si simplemente van a dejar en el desamparo a estos tres destinos quintanarroenses en franco crecimiento. Ojalá que no.

Y hablando de presupuestos

Aunque hay quienes insisten en vender una idea contraria, es un hecho que entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Carlos Joaquín González hay mutuo entendimiento, lo que se reflejó con toda claridad en el reparto de recursos federales a las entidades, donde Quintana Roo recibió un importante aumento del 11 por ciento en sus participaciones para 2019.

Claro, es un acto de justicia para una entidad que aporta la mayor cantidad de divisas que ingresan al país, pero también conlleva un mensaje político de que, aunque AMLO y CJ son de partidos diferentes, la buena relación no es pura pose o apariencia.

Escribe una opinión

four + five =