Ad
Ad
Ad
La grilla cotidiana

Los panistas, el congreso y el género/Código Capital

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Código Capital

La columna de columnistas

Los panistas, el congreso y el género/Graciela Machuca Martínez

¡Que nadie se engañe!, ¡que no nos quieran ver la cara!, ¡no es por género!, que nombran a una mujer como coordinadora de la fracción del PAN en el Congreso de Quintana Roo, ¡si eso fuera!, lo habría contemplado el patriarcado (machismo panista) desde un principio, y lo estuviéramos cacareando hasta hoy, ¡pero no!, ¡no va por ahí!, es más bien una cuota partidista para Alicia Ricalde. Ahora, van con el género para utilizarlo y salirse con la suya, para lograr sus aviesos intereses, lo bueno de todo esto, es que han degradado al inefable Eduardo Martínez Arcila, ¡porque ya no les sirvió!, por que trató de llegar a un acuerdo, ahora sí, con sus homólogos para salvar su pellejo.

Son muchos millones los que están de por medio, y ¡ahora sí!, el aún diputado ha dejado de sonreír a la simulación, que le hacía oposición, y debe ver a sus abogados en serio, ¡porque es en serio!… mientras no se repita la misma táctica de desaparecer recursos millonarios de los quintanarroenses ¡Arcila debe ir a la cárcel!, para que los demás aprendan, y lo que, si hay que desaparecer es ese partido, ¡que en la capital del estado ya está borrado!… con la capital ganaron y con la capital perderán todo y ¡todo es todo!…

Nalgate en el Congreso caribeño/Javier Chávez Ataxca

“Algunas diputadas han llegado por haber dado las nalgas”, es el nuevo petardo lanzado por la diputada Reyna Durán Ovando –coordinadora de la bancada de Morena–, quien denunció esta expresión tan ofensiva que atribuye a uno de los coordinadores de las bancadas, vomitada en reciente reunión.

Reyna Durán es la diputada más incómoda para el marybelista Édgar Gasca Arceo, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), quien ha conservado la silla máxima del Poder Legislativo soportando el golpeteo más incómodo y dañino: el interno, aunque para su fortuna el PAN atraviesa por una fase complicada porque el dirigente estatal del PAN, Juan Carlos Pallares Bueno, le arrebató la coordinación de la bancada a Eduardo Martínez Arcila, cuya humillación pública ha acabado con la estabilidad de la bancada que está al servicio del gobernador Carlos Joaquín González.

Esta Legislatura está por cumplir dos meses, hundida en el escándalo y con dos bancadas dominantes rotas: Morena y el PAN. Incluso la armonía ha sido fragmentada entre Morena y el PT, ya que Roberto Erales Jiménez –coordinador de la bancada– fue señalado por misógino, aunque el diputado con casaca original de Morena se quitó el golpe negando el grave señalamiento.

¿Y las fuentes, Marisol?/Anwar Moguel

La maldición de la “mega-escultura” chetumaleña, ese monumento a la corrupción y el derroche en el que se han perdido cientos de millones de pesos del erario, alcanzó a las recién instaladas fuentes danzarinas de 22 millones de pesos que, para no variar, se averiaron a pocas semanas de su inauguración.

Por supuesto, fiel a su estilo opaco, la titular de Turismo estatal, Marisol Vanegas Pérez, se niega a reconocer este hecho porque exhibe la metida de pata de la dependencia que nada más no da una en el sur del estado.

Pero, por más que se empeñe Marisol no podrá ocultar lo evidente por mucho tiempo. Porque resulta que producto de una instalación descuidada y nada profesional el centro de control, el cerebro electrónico de las millonarias fuentes, se descompuso, y no hay para cuando reponerlo. Si, igual que aquel equipo de videomapping de 2017 que nadie sabe si en realidad existió.

Por decencia pública, Marisol Vanegas debe al menos una explicación, y si se comprueba la negligencia institucional, incluso debería poner su renuncia sobre la mesa. 

Los males políticos cómo su devaluación nunca se explica/Victoriano Robles Cruz

Cuando las acciones políticas de partidos políticos no se explican, la especulación cobra vida, en dimensiones desproporcionadas. Tal sucede con lo acontecido por la descalificación de Martínez Arcila como coordinador de la bancada del PAN y abandonado a los buitres del agio. Muchos cuestionamientos no los comprenden ni panistas ni partidarios de otros partidos, mucho menos los quintanarroenses. Pero eso ni les importa al PAN.

¿Qué desarreglo al interior panista obligó a tal determinación? ¿Por qué retirarle la coordinación del grupo parlamentario al Lorenzo? ¿Venganza por incumplimiento? ¿Será preludio por arreglo con Morena? ¿Será ya inútil para el poder ejecutivo? ¿Qué mecanismos políticos incidieron en Pallares Bueno para tal determinación? ¿Una entrega para el priista Edgar Humberto Gasca Arceo? ¿Por qué el manto protector para Martínez Arcila de la Auditoría Superior del Estado (Aseqroo)? ¿Será el ordenamiento del poder ejecutivo?

Muchas otras dudas… ha despertado tan inicuo descarte. Y lamentablemente el ciudadano común -como siempre- son los que quedan sin una explicación coherente y oportuna. La mula sigue arrojando ruidos (rebuznos) indefinidos sin importar algo para los jinetes y conductores sociales.

Escribe una opinión

one × five =