En la Red

Con represión a habitantes de su municipio, termina de hundirse Sofía Alcocer

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Chetumal, 20 de octubre
Anwar Moguel

Habitantes de la comunidad maya de La Esperanza del municipio de José María Morelos responsabilizaron a la alcaldesa Sofía Alcocer Alcocer por los actos represivos que cometió la Policía contra los lugareños, de los destrozos en propiedades, lesiones a mujeres, niños y ancianos, y de la desaparición de dos jóvenes estudiantes de los cuales se desconoce su paradero.

A través de diversos medios, principalmente redes sociales, los habitantes detallaron que en la madrugada de este martes una veintena de patrullas de la Policía Quintana Roo arribó a la comunidad para recuperar unos vehículos y rescatar a dos empleados estatales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que fueron retenidos por la comunidad como medida de presión para que las autoridades estatales y municipales les cumplan con la construcción de 21 kilómetros del camino de acceso a la comunidad, que se encuentra en pésimas condiciones.

Denunciaron que los elementos policiacos ingresaron a sus domicilios sin orden judicial, realizando destrozos a sus propiedades en la búsqueda de estos burócratas, golpeando a los pobladores que se resistieron a que sus viviendas fueran cateadas.

“Llegaron unos oficiales a las 4:00 de la madrugada para responder con violencia a una población que sólo demanda sus derechos; incluso invadieron propiedad privada y no tenían orden de cateo, se llevaron con violencia a dos jóvenes de la comunidad, Noe Noh Escamilla y Luis Medina, los policías entraron a sus casas y se los llevaron con violencia, nosotros somos pueblo indígena y ellos llegaron con violencia, incluso varias mujeres fueron maltratadas por los agentes”, expresó una joven asustada en un video.

Esta violenta acción ordenada presuntamente por la alcaldesa morelense al no poder cumplir con la realización de la obra a la que se comprometió ante los mismos pobladores semanas atrás, ha causado indignación y repudio contra su gobierno, ya que los habitantes aseguran que en ningún momento utilizaron la violencia en su manifestación y que solamente retuvieron los vehículos oficiales como medida de presión para que les cumplan con la construcción de la carretera, la cual fue una promesa de campaña de la actual administración municipal que encabeza la esposa del diputado local Pedro Pérez Díaz.

Cabe señalar que las autoridades municipales argumentaron que fue necesario usar la fuerza para rescatar a los trabajadores “secuestrados”, aunque uno de ellos, de nombre Israel Castillo, difundió un video en su cuenta de Facebook donde si bien manifestó estar retenido en la comunidad, dijo que los pobladores les ofrecieron agua, alimento y un lugar donde dormir mientras se solucionaba esta situación.

Escribe una opinión

19 − seven =