Ad
Ad
Ad
Opinión

La diferencia entre AMLO y sus presidentas municipales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Romería | Sandra Romero
SIPSE

Muy distantes de las acciones a favor del pueblo que ha iniciado el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador están los gobiernos morenistas de Benito Juárez y Solidaridad, cuyas decisiones están muy lejos de beneficiar a los ciudadanos.

Ni tardos ni perezosos, la mayoría en el Cabildo de Benito Juárez, aprobó refinanciar la deuda por 1,123 millones 193 mil pesos, con un plazo máximo a pagar de 15 años.

Pero eso no es todo, para las negociaciones se contrató a un despacho particular el cual cobrará, a decir de la regidora Niurka Sáliva, del Partido Encuentro Social, ni más ni menos que 20 millones de pesos, trabajo que bien podría realizarlo la tesorería.

Los mal pensados dicen que la contratación de la empresa para llevar las negociaciones no es otra que la forma de “bisnear” de las autoridades, lo cierto es que el pago de la nada despreciable suma, como ya dijimos, de 20 millones de pesos hace pensar mal a cualquiera.

Por otro lado, en Solidaridad las cosas van de mal en peor, es la primera vez que en el mes de diciembre los ciudadanos no tendrán el tradicional descuento del impuesto predial y, ante las críticas de los medios de comunicación, la presidenta municipal Laura Beristáin propuso al Cabildo que el descuento se realice en enero del 2019, es decir, en la llamada cuesta de enero.

El argumento es que no se cobraría por anticipado el impuesto, sin embargo habrá que ver la respuesta de los ciudadanos que aprovechan el aguinaldo para realizar ese tipo de pagos.

Pero además, en ese municipio ya se cocina el refinanciamiento de la deuda que heredaron de Mauricio Góngora Escalante, los más de mil millones de pesos, que en este caso significa el incremento del monto y los años a pagar.

Y mientras estas dos gobernantes de Morena dan palos de ciego en sus respectivos municipios, tenemos a la senadora Marybel Villegas Canché que ya está en campaña con miras al 2022.

Con la bandera de Aguakan, empresa concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado odiada por todos los quintanarroenses de la zona norte por los excesivos cobros y mal servicio que presta.

A la senadora se le ve al lado de Andrés Manuel López Obrador, en mensajes grabados en redes sociales y en todo aquello que signifique una proyección para su persona.

Pero no solo ella hace trabajo con ese fin, otros se manejan de manera más discreta y seguramente arreciarán en los próximos meses.

Ante tal desborde de emociones, en Morena ya se vislumbra un enfrentamiento con su consecuente desgaste entre los aspirantes a la gubernatura, una lucha de resistencia entre los que buscan quedar bien con el máximo jefe de ese partido, Andrés Manuel López Obrador, puesto que será quien nombre a los abanderados. Hasta la próxima.

Escribe una opinión

3 × five =